Inicio Artículos De las redes a las urnas

De las redes a las urnas

25
0

El dominio de las redes sociales y su influencia en nuestras vidas es inmensurable y sigue en ascenso día a día. Actualmente, millones de personas en todo el mundo están conectadas a este mundo virtual y es que a medida que pasa el tiempo su arraigo en la sociedad parece ir en aumento, determinando que no es una moda pasajera y que ha llegado para quedarse.

Es en este punto donde el mundo político considera imprescindible hacer alianza con la tecnología para acercarse al mercado electoral presente en las redes sociales, donde las personas se interconectan a través de diversas plataformas de opinión, hablan, cuestionan, aportan y reciben información de manera constante. Siendo de esta manera una temática relevante que exige atención, que vuelve difícil concebir el ejercicio político y gubernamental sin implementar el uso las redes sociales ya que la política, en sí misma, es promotora de transformaciones e irá siempre donde esté el demos, simple y sencillamente porque es su esencia, objetivo y razón de ser.

En torno a estos cambios y nuevas prácticas digitales vemos muchas ventajas, y es que aunque esta tendencia esté fuera de la velha política, es decir, de la política tradicional, ha sido determinante en diversos triunfos políticos alrededor del mundo, pues permiten al candidato conectar de forma horizontal con los electores, de manera transparente, instantánea y costo-efectiva.

Hasta este punto tenemos evidenciado que las redes sociales son esenciales en cualquier campaña política actual, sin embargo causa incertidumbre el hecho de que a nivel nacional hemos experimentado en los últimos periodos electorales avasalladoras derrotas de candidatos que habían creado una sólida plataforma de percepción digital, y es que han cometido el error sistemático de hacer girar sus estrategias políticas en torno a las redes sociales sin un plan de capitalizar ese público electoral, llegando al punto de confundir que un “like” o “me gusta” sería equivalente a un voto. De estos casos podemos partir que, en efecto, las redes sí forman parte esencial, no obstante su uso exclusivo no gana elecciones.

Entre las causales de este fenómeno está la brecha digital en la población, pues aunque somos mayoría, no todos tenemos el acceso a la red. Según el informe “Digital 2019: Global Internet Use Accelerates” en la República Dominicana solo el 67% de la población tiene acceso a Internet, cifra que obliga a todo candidato a ir más allá del uso de la tecnología, salir a las calles, visitar los pueblos, hacer contacto directo con electores en cada rincón del país, llevar las ideas y experimentar en primer orden sus necesidades para extender soluciones a sus vidas cotidianas y enfatizar el calor humano que lo pueden caracterizar como candidato.

Con lo expuesto resaltamos que sí, las redes sociales son una gran plataforma para las campañas electorales y la comunicación política, sin embargo debemos tener claro que de las redes a las urnas hay un largo trecho debido a que la tecnología, además, aún no ha podido sustituir el contacto personal con los votantes, contacto que debe primar en cualquier campaña electoral y será determinante para salir victoriosos.

Deja un comentario